100 años de Radio en Argentina: Entrevista a Eduardo Canzobre, creador de JazzLife

La radio y el Jazz tienen una relación y un maridaje histórico. En los inicios a principios del SXX, cuando el receptor era un mueble que ocupaba un espacio considerable en los hogares, se lo mantenía encendido desde la mañana hasta la noche. Era información, era entretenimiento y, sobre todo, era música. Y esa música, en sus inicios, fue el Jazz.

No se puede pensar la evolución de estos dos elementos por separados: el jazz como música popular, en Estados Unidos y también en nuestro país, creció gracias a la radio; y la radiofonía, en sus inicios, se nutrió de esta música. Las emisoras llegaron a big bands tocando en vivo. En el documental Gran Orquesta de la directora Peri Azar, ganador del BAFICI 2019, puede verse la historia de Héctor y su Jazz, orquesta que tocó durante una década en la antigua Radio El Mundo.

A Eduardo Canzobre se lo puede definir como “hombre de radio”. Hace 13 años que lleva adelante un programa que ya es un clásico de los domingos a la tarde/noche, ese momento donde aparece el bajón y se toma impulso para lo que viene en la semana: JazzLife, que se emite por Radio Amadeus 91.1 y replica en Radio Brisas de la Costa Atlántica. Antes, fue Jazz Blue y se escuchaba por FM Blue, hasta que fue vendida y retiraron toda la programación.

Canzobre fue musicalizador durante 20 años de distintas emisoras como Continental, Radio Uno y estuvo en la gestación de FM100 en los 80s/90s. Luego, a principios de este siglo, fue el impulsor de la edición en el país de discos emblemáticos del Jazz y catálogos de Blue Note. Quizás músicos como Gregory Porter o Robert Glasper no hubieran llegado nunca a visitar Buenos Aires si no fuera por su dedicación a la difusión de su música.

Cómo nació Jazz Life / Jazz Blue?

De 1981 a 2000 trabajé en radio. Cuando dejé empecé a trabajar en discográficascomo BMG y Sony. Hace 13 años me dieron ganas de hacer radio nuevamente y fui a ver a mi amigo Quique Prosen. Le dije que quería hacer un programa de Jazz en FM Blue, cuando tenía el formato antiguo. Le dije que me lo dé los domingos a las 6 de la mañana. La idea era meter el programa en una radio importante en cualquier horario. La cosa era entrar, después peleábamos. Él me dijo que lo pongamos a las 8 de la noche cuando vuelven de las quintas, que vengan manejando y escuchen jazz. Y ahí empezó el programa. La idea era hacer un programa de jazz para gente que no conoce el jazz.

Cuánto tiempo le dedicás al armado de cada emisión?

Me lleva mucho tiempo armarlo. Normalmente empiezo una semana antes. Escucho cosas, bajo música, busco mis discos, me acuerdo de una tapa de un disco y voy y lo escucho. Ahí es donde me divierte hacerlo: la producción. Busco que el programa sea siempre el mismo pero siempre distinto. Es investigar o ver que sucedió con la música, los músicos, y que sea entendible para la gente. Poner cosas que nadie pone, que nadie le da pelota y que lo conozca la gente que nunca escuchó el jazz. Me pasó una vez que puse Take Five (The Dave Brubeck Quartet), que en los 80 se pasaba en la radio cuando musicalizaba la AM, en la trasnoche o en algún lado se podía poner, y un día alguien puso en las redes  que qué maravilla que era Take Five. La gente no tenía idea que existía ese disco. Esas cosas pasan. Mostrar eso que está ahí, que cuando lo escucha queda maravillado. Eso es lo que me lleva tiempo, buscar esas cosas.

Qué programas escuchabas de radio cuando eras chico?

A los 5 o 6 años ya escuchaba radio. Vivía en el campo. Glostora Tango Club, Los Perez García, Sandrini, futbol, Fioravanti, la Revista Dislocada, todas esas cosas de los 60. De la programación de AM me escuchaba todo, todo el tiempo. En mi casa no había tele. Y lo que era música popular, me gustaba mucho el folklore. Había más variedad en las radios que lo que hay hoy en día con miles de radios más.

Cuál es el secreto para permanecer al aire todos estos años?

Todavía no sé. Pensaba que íbamos a durar poco tiempo. Nunca pienso cuanto va a durar, sino que voy contando cuánto vamos durando. La idea era un año y fuimos quedando, en un horario en el que a la radio nunca se le da pelota. Con el tiempo fue creciendo.

Empezamos a tener cosas buenas, Gabriel Galar (locutora y la voz del programa) se ganó un Martín Fierro, un Premio Eter. No jodía y a la gente le gustaba. Se lo comentaban a los de la radio que se vendió, se cambió de jefe. Y quedamos ahí. Yo decía siempre que los directivos de la radio o el gerente artístico no se daban cuenta que estábamos los domingos.

Cómo viviste el hecho de tener que cambiar de radio y de nombre?

Sabía que íbamos a tener que irnos en algún momento de Blue por la venta de la radio. Tuve oportunidad de estar en radios más grandes. No hice la pelea para seguir sino que busqué una radio menor. La cuestión era estar en el aire y tener libertad. En Radio Amadeus la libertad es absoluta y para hacer un programa de radio es lo que se necesita. Lo mismo me pasó en Blue, nunca me dijeron absolutamente nada y ponía lo que quería. El día que me empiecen a poner trabas, listo.

Me vino bien el cambio, si bien perdimos audiencia. Nos siguen encontrando hoy en día. Ahora todo el programa es mío, hasta el nombre. Antes era todo de Blue.

Con la pandemia, que la gente está en la casa nos encontró mucha gente. Lo tomé como un desafío nuevo, arrancar de vuelta con la experiencia que ya teníamos. No cambiamos en nada.

Cuáles son los hitos del programa?

Tuve la suerte de auspiciar muchas cosas en los últimos 10 años. Todos los shows de Jazz. No se me escapó ninguno salvo Herbie Hancock. Chick Corea, Diana Krall, a todos los del Teatro Coliseo, les pude poner el loguito. Tengo todos los afiches y folletos. Eso me gustó mucho hacerlo. Hicimos muchos discos con el logo de Jazz Blue.

Un día me invitaron a un festival de jazz en Sudáfrica. Creí que era una broma. Dos veces me invitaron. El festival es groso,  Van como cincuenta mil personas en dos días. Tuve la suerte de ir a un festival Blue Note en Paris, que me invitaron de Universal.

Está bueno el hecho que la gente se enganche y le guste. Ganás oyentes fieles. El feedback con la gente que agradece, escucha, que ha ido a comprar entradas porque conocieron el disco o al músico porque lo escucharon en el programa.

 

Jazz Life se emite todos los domingos  las 20 hs. Con la conducción de Gabriel Galar.

@radioamadeus91.1 y @radiobrisasoficial

98.5 MAR DEL PLATA / 88.9 PINAMAR / 94.3 TANDIL

Gabriel Cygielnik

Periodista. Dirigí LivingJazz Magazine, fui Director Artístico de Bebop Club y el Uco Jazz Festival y prensa en Boris Club y la Fundación El Sonido y el Tiempo, además de la agencia Prensar y Difundir. Millennial, de primera camada.

1 Comentario
  1. destaco este tipo de programas que ayudan a difundir y hacen escuela, lo disfruto mucho y le comparto a mis conocidos sobre JazzLife.Descargue los programas y los escucho todo el tiempo por la compu y en un dispositivo en el auto.Felicitaciones y muchas gracias por permitirnos disfrutar de esta musica maravillosa y eterna.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

NEWSLETTER

Recibí novedades y promociones antes que nadie