5 discos elegidos por Oscar Giunta

Referente ineludible de la batería en la Argentina contemporánea, Oscar Giunta se prepara para volver esta noche a los shows en vivo por primera vez desde el confinamiento por pandemia. Será a las 22 hs en Borges 1975 con el Supertrio! Integrado también por Hernán Jacinto en piano y Flavio Romero en contrabajo. Por protocolo, las localidades son reducidas y se pueden conseguir en este link.

Integrante del ya mítico Quinteto Urbano, un relevo histórico de Terry Lane Carrington que lo llevó a tocar con la leyenda Wayne Shorter y John Patitucci en el Gran Rex, Oscar Giunta sorprendió este año con el lanzamiento de su disco Apalap!, editado por El Club del Disco. Y no porque fuera en este 2020 distópico sino porque fue su primera placa al frente de un proyecto.

Nos propusimos conocer cuáles son los 5 álbumes que marcaron la vida, la carrera del baterista y estos fueron sus elegidos:

 

1) Spectrum – Billy Cobham

2) Live at The Montreaux Jazz Festival (Bill Evans Trío, con Eddie Gómez y Jack De Johnette)

3) El disco de Margarito Tereré ( ya te paso el nombre)

Curiosamente, el tándem Billy Cobham – Margarito Tereré – Bill Evans, claramente sería antagónico para cualquier ser pero fueron los tres únicos discos que rodaban en mi casa natal de Mendoza, en aquel Wincofón todo destartalado que nos acompañó muchos años.

Por alguna razón, eran los vinilos que había en casa, y fueron mi canción de cuna total.

Sin dudas, uno podría decir que mi selección tiene un tinte claramente emotivo y evocativo, pero basta con poner hoy el disco “Spectrum” de Cobham para entender de entrada el impacto que pudo suponer para aquel niño de dos años que fui, al poner a rodar ese vinilo y oír esa música que parece venir del más allá, aún hoy, a 48 años de haber sido grabado. Toda una revolución musical para los bateristas y músicos en general.

Mención especial también para ese disco de Bill Evans en Montreaux, con De Johnette y Eddie Gómez. Toda una puerta inmensa a un gran lenguaje musical para mí.

 

4) Horacio Rosas Jazz 5 “América”

Elegí este disco por varias razones, las cuales podrían leerse o percibirse como netamente afectivas, pero hay mucho más allí en términos artísticos y de mística: En este disco y en este grupo tocan mis padres.

Son mis padres a poco de haberse casado ese mismo año, y mi mamá conmigo en su panza, con un embarazo de más de ocho meses. Fue grabado hacía fines de noviembre de 1974 y yo nací en enero de 1975.

Este grupo viajo desde Mendoza a Buenos Aires especialmente para una serie de conciertos y cerrar el “Tour” con la grabación de este álbum. Es algo así como la banda sonora de mi infancia, ya que la agrupación se mantuvo en activo por varios años. Es emocionante para mí oír a mis viejos allí! Mi mamá cantándose todo a sus 23 años y mi viejo tocando tremendo el piano y el Fender Rhodes también, a sus 21 pirulos.

Este vinilo está en mi casa desde que tengo uso de razón, y es atesorado como un bien familiar de una valía indescriptible e invaluable.

Con los años, no solamente fui descubriendo cada vez más cualidades musicales y artísticas en este álbum y en todo el grupo, sino que además fui sorprendido en varias ocasiones con publicaciones sobre este disco en Usa, Noruega, Suecia, y otros países de Europa.

Es un disco curioso, innovador, fresco, y además, es claramente un grupo y un álbum pionero de una historia que hoy es moneda frecuente: el Jazz Contemporáneo Argentino.

Fue producido por Mario Farías Gómez (productor tremendo, hermano del Chango y Marian Farias Gómez referentes de la renovación del Folclore Argentino). Decidieron abordar música del cancionero popular argentino, con autores como Ariel Ramírez y otros , y realizar arreglos de gran factura. También mantuvieron el “lado B” del vinilo con música del repertorio netamente jazzístico, e incluso hay un tema de mi viejo, llamado “Incertidumbre”, que me encanta.

Amerika es también contemporáneo de Spectrum de Billy Cobham, y es notable la influencia de ese disco, en este. Claramente, aquella música ejerció una gran y potente influencia allí.

5) Jon Brion “Meaningless”

Viajando mucho más acá en el tiempo, ya a inicios de los 2000 (2001 más precisamente), aparece este tremendo disco de un, por entonces para mí desconocido, músico británico llamado Jon Brion.

Lo primero que oí de él fue este álbum, que me fascinó de entrada por varias razones: La primera, es un gran tinte Neo-Beatle en todas sus canciones (imposible no relacionar su voz con la de George Harrison a la primera escucha). Recuerdo haber tenido la sensación de haber sentido o pensado que esa sería la música que tocarían los Beatles si hubieran continuado juntos hasta entonces.

Lejos del Revival o la copia, Jon Brion pareciera haber recapitulado y absorbido toda aquella música y la hubiera llevado a un nuevo plano musical y de lírica, con todo una atmósfera actual y sin un  ápice de nostalgia, pero sí de melancolía y cierto aire de ligero apocalipsis.

Brion grabó todos los instrumentos. Un músico impresionante del cual luego empecé a oír mucho más y descubrí que había llegado a cierto reconocimiento a partir de sus movie soundtracks, y que también realizaba conciertos solistas con varias formaciones, como un dúo de Clavicordio y Cello, dónde él tocaba el Clave y cantaba además, o conciertos de solo batería, o solo guitarra y un larguísimo etc.

Tiempo después lo descubrí produciendo “Largo”, aquel fantástico álbum del pianista Brad Meldhau. Un artista imprescindible de nuestros tiempos

Todavía No Hay Comentarios

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

NEWSLETTER

Recibí novedades y promociones antes que nadie