fbpx

5 documentales de Jazz para ver en Netflix

Un poco por pasar más tiempo en casa en cuarentena y ocupar más tiempo frente a la pantalla, otro tanto por la escasez de estrenos cinematográficos ante el freno por la pandemia, los documentales tuvieron una suerte de revaloración y aumento de visualización en los últimos meses. Aquí un breve repaso por las opciones jazzeras que nos ofrece la plataforma Netflix a los fanáticos:

1. What Happened, Miss Simone? (2015)

Producido por Netflix y nominado al Oscar, revisa la vida volátil de la leyenda del jazz Nina Simone basándose en entrevistas con familiares y amigos, notas y algunas actuaciones en vivo memorables.

La directora Liz Garbus retoma los primeros sueños de Simone, esos de convertirse en una exitosa pianista clásica, y como se frustraron por el racismo de la época. Su elevación estelar se dio como intérprete de jazz a fines de la década de 1950 y principios de los años 60, justo cuando el movimiento de derechos civiles comenzó a ganar impulso, y eso se convirtió en la fuerza motriz del trabajo de Simone.

Un detalle importante a ver es como su postura cada vez más radical comenzó a afectar su carrera, mientras que las exigencias de su agenda de giras y la intimidación del esposo Andrew Stroud afectaron la salud mental y física de la cantante. Su hija Lisa Simone Kelly por ejemplo, recuerda a una mujer llena de ira y rabia, dentro y fuera del escenario.

En síntesis podemos ver luz en la oscuridad, lo que lo convierte a este material en un retrato totalmente satisfactorio de un talento formidable.

2. Birth Of The Cool. La historia de Miles Davis. (2019)

El documental del director Stanley Nelson utiliza imágenes de archivo, entrevistas y las propias palabras de Davis, expresadas por el actor Carl Lumbly para darle color a la narración.
Al igual que nuestro Luis Alberto Spinetta, la duración de la carrera de Davis coincide con la diversidad de su producción. Nos cuesta pensar en otro músico que haya permanecido relevante durante tanto tiempo. Es un desafío hacerle justicia a las diferentes etapas de su vida en un documental de dos horas, pero en Miles Davis: The Birth of Cool hacen un trabajo admirable, cubriendo los conceptos básicos con suficientes detalles para satisfacer a los fanáticos y, con suerte, inspirar una mayor investigación por parte de aquellos que solo saben su nombre.

Si bien Nelson es franco sobre las fallas personales de Davis, no es algo dominante y, en cambio, se incorporan a un visión completa de su vida y obra.

3. Chasing Trane. (2016)

Tuvieron que pasar más de 50 años de su muerte para que un documental autorizado sobre el músico John Coltrane vea la luz. Se merecía un cineasta inteligente para contar su historia, e incluso el más inteligente de los cineastas podría encontrar esa historia desalentadora.

El enfoque del director John Scheinfeld es dar al espectador el bosque, señalar algunos árboles y salir, confiando en que esos árboles inspirarán al espectador a pasar más tiempo en el bosque. La película tiene a muchos entrevistados, y todos aportan algo especial. Los hijos y los hijastros de Coltrane hablan cálidamente de un hombre generoso y gentil.

Amigos y compañeros músicos, verdaderas leyendas del jazz como Jimmy Heath, Benny Golson, Reggie Workman, Sonny Rollins y McCoy Tyner, expresan cantidades iguales de amor y asombro. Artistas más actuales como Cornel West, Wynton Marsalis e incluso el presidente Bill Clinton remarcan su importancia.

Sobre el camino de Coltrane hacia la drogadicción Jimmy Heath dice: “Estás en el club con los proxenetas y los estafadores, y te dicen, toma un poco de esto, te sentirás bien. Y lo haces y luego estás atrapado”. Simple como eso. Pero cuando Coltrane se dio cuenta que quedarse atascado iba a quitarle la música, pasó por la agonía de la abstinencia y salió como un hombre diferente. La película está llena de las propias palabras de Coltrane, leídas por Denzel Washington, un gran acierto.


4. Quincy. (2018)

Dirigido por su hija Rashida Jones y Al Hicks, deslumbra a su audiencia simplemente contando una carrera tan prolífica que es difícil recordarla por completo. Sin embargo, cuando se comprime en dos horas, se convierte en una historia esencial que ilumina la progresión de la música estadounidense y el impacto imborrable que los artistas afroamericanos han tenido en toda su historia.

Rashida Jones comentó que se enteró de la necesidad de su padre de sobrevivir a través de la música mientras filmaba la película. Por supuesto, dar demasiado de sí mismo a su carrera y estilo de vida lujoso también casi ha matado a Jones varias veces, como cuando colapsó por trabajar demasiado a los 30 años o cuando entró en coma diabético en 2015. Pero a los 85 años, la forma en que Jones aceptó proyectos ambiciosos destaca cuán vital es la música para su propia existencia.

El documental se centra en seguir a Jones mientras ayuda a curar la historia de la música para la inauguración del Museo Nacional Smithsoniano de Historia y Cultura Afroamericana en Washington DC.

A lo largo de Quincy, serás testigos de que Jones centra la mayor parte de su energía en fomentar el parentesco entre músicos negros de diferentes géneros y épocas, enfatizando la historia y la lucha de la que todos descienden.

5. I Called Him Morgan. (2016)

En las primeras horas de la mañana del 19 de febrero de 1972, Lee Morgan y su sexteto estaban a punto de cerrar un compromiso de una semana en el famoso club nocturno de Manhattan, Slug’s . Helen, la esposa y manager de Morgan, entró al club. Después de una discusión que terminó con Helen empujada hacia la nieve d efauera, ella volvió a entrar al club y le disparó al trompetista a quemarropa. Lee Morgan murió en el lugar porque la ambulancia fue retrasada por una tormenta de nieve en curso.

Durante muchos años, hubo pocos lugares donde las partes interesadas pudieron conocer más detalles sobre este trágico evento. Pero en 2011, el historiador de jazz y Dj Larry Reni Thomas publicó un artículo con una entrevista que sostuvo con Helen, un mes antes de su muerte.

En esa entrevista, Helen presentó una versión de su vida, antes y durante su relación con Lee. La grabación de audio de esa entrevista juega un papel clave en el notable documental de Kasper Collin , ” I Called Him Morgan “.

Collin abre la película con un resumen de su acto final con una vista abstracta ascendente de la nieve que cae. Las formas extrañas de los copos de nieve recuerdan el polvo y las cenizas, y la música incómoda y misteriosa presagia la inquietante historia. Luego, Thomas nos cuenta sobre su primer encuentro con Helen Morgan, y la larga demora antes de que ella aceptara una entrevista. Una vez que comenzamos a escuchar partes de esa entrevista, el director alterna entre las historias de vida de Helen y Lee y relata la historia a través de anécdotas contadas por colegas como Wayne Shorter , Paul West , Jymie Merritt , Bennie Maupin , Larry Ridley y Albert “Tootie” Heath .

Más importante aún, Collin nos permite escuchar la música de Lee. Además, ha elegido música de cualquiera de los extremos de la carrera de Morgan, para que los espectadores puedan comprender los cambios que ocurrieron en su música entre 1956 y 1972.

Por Federico DAuro

1 Comentario

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

NEWSLETTER

Recibí novedades y promociones antes que nadie