Los Simpsons y el Jazz – Part 1

Un repaso al programa televisivo que parece eterno y debería haber terminado hace dos décadas. De todos modos, sus mejores épocas no envejecen. Más que su relación con el jazz, su relación con la música y la cultura popular de su país.

Moaning Lisa (1990)

Estos episodios son clásicos de la serie. En el de la primera temporada, Lisa se encuentra en días de depresión, desmotivada por su profesor de música, quien rechaza su gusto musical. Así es que se encuentra con Encías Sangrantes Murphy, el músico de jazz bohemio que escucha todos sus pesares. La sesión de blues en el puente con la enorme luna azulada  es todo un coletazo de los años 80, década en que ese color pastel solía inundar las pantallas. El primer año de Los Simpson fue el que más momentos agridulces tuvo en toda su historia, en el que abundaron las dudas existenciales y las angustias ante el futuro.

Round Springfield (1995)

Encías sangrantes vuelve en la sexta temporada con Round Springfield, en un momento en el que la serie estaba en un punto alto de la mixtura comedia y dramas personales. Encías Sangrantes muere olvidado en un hospital y Lisa se frustra en el homenaje que deseaba hacerle, pero la aparición fantasmal del músico sortea ese triste momento al ritmo de The jazzman. Es uno de los mejores finales de Los Simpson, con sus momento humorístico de distensión en medio del dolor de la pérdida. En Moaning Lisa había aprendizaje y un aire reflexivo más blues. En su continuación, uno de los tramos más plenos y emotivos para vencer a la muerte.

Lisa’s rival (1994)

En este caso, la historia pasa más por la obsesión que por el placer de tocar y la expresión de la vida interior. La competencia que Lisa entabla con Allison, la nueva alumna de su grado de primaria, comienza a nivel musical, en un duelo de saxos que termina con aquella desmayada. La tensión continúa al punto de querer fraguar el diorama de Allison  sobre El corazón delator, de Poe, hasta que la culpa resonando en su cabeza, como en el cuento, hace que Lisa confiese su plan. Comienza como un episodio musical y termina demostrando, una vez más, la obsesión del personaje por no fallar en aquello para lo que cree haber nacido. 20 años después, Whiplash mostró la obsesión del músico mucho más al extremo, pero con la misma alineación que hace que todo cambie de plano y se vuelque en su mayor pureza, al punto de la destrucción.

Homer’s Barbershop Quartet (1995)

Los Borbotones (o The Be Sharps) y su tema Baby on board se hicieron muy populares y dieron a conocer, por lo menos en Argentina, que es un barbershop quartet, un grupo musical a capella tradicional. La evolución de Los Simpson y el cambio generacional se nota en las temáticas y referencias que hicieron durante los primeros 10 años y los 20 que siguieron. En aquellos, la mejor etapa, el rescate de la historia de Estados Unidos era tan marcado como los toques de actualidad; en este caso, el jazz, la música popular y el gospel en un formato doméstico. El juego con la carrera de Los Borbotones y la de Los Beatles no tapa de guiños la historia que se cuenta. Es que en los tiempos que Groening tenía plena intervención sobre la serie, el gusto por el repaso de la cultura de su país era un elemento importante en la coralidad del programa.

Like father, like clown (1991)

Este caso es el menos musical de la lista pero está más cerca de lo expresado en el párrafo anterior. El episodio remite, directamente, a un momento bisagra en la cultura popular, como fue el nacimiento del cine sonoro con El cantor de jazz en 1927, basada en una exitosa obra teatral de Broadway. Krusty se reencuentra con su padre, Hyman Krustofsky, un rabino ortodoxo que lo había despreciado cuando él había decidido seguir la carrera de payaso y no seguir la tradición religiosa, así como en la película, el padre repudiaba al hijo por su vocación jazzera. En un momento, Hyman le reprocha a un joven Krusty ser la vergüenza de la familia, que otra cosa sería si fuera música de jazz. Un contraste de épocas que refleja la evolución y estimación de la música popular.

 

Martín Gómez Cánepa

Soy dibujante, antes que nada, y licenciado en comunicación. Escribí en LivingJazz Magazine y Revista Char-leston. Prefiero hacer crítica y ensayo, principalmente de cine y televisión, pero leo de todo.

Todavía No Hay Comentarios

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

NEWSLETTER

Recibí novedades y promociones antes que nadie