fbpx

Editan grabaciones de Thelonious Monk en una escuela secundaria

El retorno de Monk en vivo

El placer de oír el piano de Monk en vivo, las hermosas melodías de notas cortas y violentas, usando el piano casi como un instrumento de percusión, moldeando tensiones bellísimas sostenidas por la energía del baterista Ben Riley. Mientras El saxo tenor de  Charlie Rouse pone si se quiere la cuota menos agresiva y realiza el contraste necesario con Monk, cuando construye melodías menos disonantes. Esta sería la radiografía de Epistophry tocando en el otoño de 1968, cuando un estudiante de secundaria de dieciséis años llamado Danny Scher tuvo el sueño de invitar al legendario pianista a la ciudad de Palo Alto.

Ese concierto fue grabado por el conserje del colegio y, a decir verdad, no habrá mayores novedades musicales más que disfrutar a Monk en su mejor momento en vivo con todo lo que eso implica.

Vale decir que este recital se da un contexto que increíblemente toma vigencia a 52 años del recital que Thelonious Monk realizó en una escuela secundaria de Palo Alto, California. Fue precisamente en 1968 cuando asesinaron a Martin Luther King, Jr. y a Robert F. Kennedy.

En ese contexto, hubo un concierto en el que participaron blancos y negros en una escuela para oír 47 minutos de las mejores composiciones de Monk y su banda conformada por el saxofonista tenor Charlie Rouse, el bajista Larry Gales y el baterista Ben Riley.

“Esa actuación es una de las mejores grabaciones en vivo que he escuchado por Thelonious”, dice T.S. Monk, hijo del maestro pianista / compositor, baterista y fundador del Instituto Thelonious Monk. “Ni siquiera sabía que mi padre había tocado en un concierto de la escuela secundaria, pero él y la banda estaban en eso. Cuando escuché por primera vez la cinta, desde el primer momento, supe que mi padre se sentía realmente bien”.

Palo Alto es el primero de varios lanzamientos conjuntos planeados en los próximos cinco años de Impulse Records en conjunto con Rhythm-A-Ning Entertainment, propiedad de Monk, dirigido por T.S. Monk y en la mezcla se incluye la lírica canción de amor de Monk “Ruby, My Dear” (Rouse toca audazmente la melodía con Monk componiendo en su forma oblicua única y luego tomando el liderazgo con un solo deslumbrante); el dinámico y enérgico “Well, You Needn’t” llevado a dar un paseo de 13 minutos con solos por todos los miembros; la cautivadora lectura en solitario del pianista de “Don’t Blame Me” de Jimmy McHugh; un baile épico a través de “Blue Monk”; y una carga lúdica a través de “Epistrophy”.

El espectáculo termina con un bis truncado de Monk caminando lentamente a través de la canción de 1925 Tin Pan Alley de Rudy Vallee, “I Love You Sweetheart of All My Dreams” y después de una gran ovación, dijeron adiós porque tuvieron que irse para hacer su show en San Francisco esa noche.

Por Ricardo Carossino

ADELANTO EXCLUSIVO: SPOTIFY

 

1 Comentario

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

NEWSLETTER

Recibí novedades y promociones antes que nadie